martes, 21 de julio de 2009

Hacer el Amor Cura


Oxitocina: Una hormona que nos ayuda a ser más felices.

Hace unas semanas escribía en esta misma sección de la” ventana de la ciencia” un artículo que resulto de interés para muchos de mis lectores y que incluso provocó interesantes comentarios en alguna tertulia con amigos, me refiero al artículo que titulé “¿El amor es cuestión de química?, ¿lo recuerdan? Bien pues esta vez seguiré aportando información sobre los mecanismos hormonales del placer y la beneficios de determinadas hormonas en nuestra vida, gracias a su papel en los procesos cerebrales que regulan las emociones y los sentimientos.

Les hablaré esta vez de una hormona llamada “oxitocina” cuyos efectos en nuestro cerebro son muy importantes de cara a conseguir cierta estabilidad emocional y combatir numerosos estados de ansiedad, fobias, stress, etc. Se descubrió su existencia en los años cincuenta del pasado siglo y desde entonces los psicólogos, neurólogos, y psiquiatras entre otros han prestado intención a sus efectos, así como a los mecanismos que estimulan su liberación en nuestro organismo.

Algunos han calificado a la Oxitocina (palabra derivada del griego "nacimiento rápido") como la “hormona del amor” o “la hormona de la afectividad”. Es una hormona relacionada con las conductas sexuales, la conducta maternal y paternal y en general las relaciones afectivas positivas entre los seres humanos, estando incluida dentro del grupo de los llamados neurotransmisores en el cerebro. Los estudios realizados en clínicas y laboratorios han demostrado que en las mujeres la oxitocina se libera en grandes cantidades tras el parto así como en respuesta a las etapas de crianza de sus bebes. También se piensa que su función está asociada con la afectividad, la ternura, el contacto y el orgasmo en ambos sexos.

En los humanos, dicen los investigadores, la oxitocina se libera con un simple abrazo, una caricia, un beso o mirando a los ojos de un ser querido. También forma parte del ciclo de respuesta sexual y aumenta con el consumo de dulces y chocolate.

La presencia de la hormona en la sangre desencadena en el cerebro, concretamente en la amígdala cerebral una serie de reacciones que favorecen y refuerzan determinados comportamientos en las personas. Así, por ejemplo, los estudios más recientes indican que la hormona potencia las relaciones sociales, y podría estar involucrada en la formación de de confianza y generosidad entre personas.

La oxitocina es una hormona, que se produce en la glándula pituitaria empaquetándose en vesículas grandes, de núcleo denso. La secreción de oxitocina en las terminaciones neurosecretoras está regulada por la actividad eléctrica de las células oxitócicas del hipotálamo. Estas células generan potenciales de acción que se propagan por el axón hasta las terminales nerviosas pituitarias.

¿Qué efectos beneficiosos puede desencadenar la oxitocina? Ciertamente son varios los efectos que están asociados a la presencia de esta hormona. Entre ellos hablemos de algunos.

Recientemente se han establecido relaciones entre la desaparición o disminución de efectos de las llamadas “fobias sociales” debida al aumento de los niveles de oxitocina. “Estudios previos muestran que administrando oxitocina por vía nasal a individuos sanos se reduce la activación de circuitos cerebrales vinculados al miedo, aumenta el contacto visual con otras personas y se incrementa la confianza y la generosidad”, explica el psiquiatra de la Universidad de California Kai MacDonald. Por eso, MacDonald sugiere que esta hormona podría ayudar a tratar ciertos trastornos psiquiátricos que afectan al comportamiento social, como la esquizofrenia, el autismo, la ansiedad o la fobia social.

Un estudio de 1998 encontró niveles significativamente menores de oxitocina en plasma sanguíneo de niños autistas. Un estudio de 2003 encontró un descenso del espectro de conductas repetitivas autistas cuando se administraba oxitocina intravenosa. Un estudio de 2007 reportó que la oxitocina ayudaba a adultos autistas a retener la habilidad de evaluar el significado emotivo de la entonación al hablar.
Existen muchas fobias, a la obscuridad, a los insectos, a la altura, al agua, etc, pero existe una que impide que un ser humano se pueda desenvolver ante la sociedad, fobia social. Científicos de la Universidad de Zurich, Suiza, hicieron un experimento donde pudieron observar que con la hormona preparada en forma de espray nasal puede un ser humano recuperar o aumentar la confianza en los extraños, de igual forma podría servir este espray como un tratamiento para los trastornos como la fobia social y el autismo. En este experimento, los investigadores identificaron los centros del cerebro que se activan cuando una persona ve traicionada su confianza. Administraron al cerebro oxitocina logrando suprimir esta actividad.
El doctor Thomas Baumgartner del equipo de investigación suizo mencionó: “Encontramos que la oxitocina tiene un efecto muy específico en las situaciones sociales y al parecer disminuye nuestros temores. Una falta de oxitocina es por lo menos una de las causas del miedo que se experimenta con las fobias sociales. Una persona tiene fobia social muchas veces por el miedo de ser humillada o avergonzada ante los demás”.
La oxitocina actualmente se comercializa como medicamento. La oxitocina se destruye en el tracto gastrointestinal, y por tanto debe administrarse en forma de inyección o como un espray nasal.

Les recomiendo a mis lectores un libro que les ayudaran a ampliar información sobre este tema. El primero es de la la Doctora Kerstin Uvnäs Moberg titulada “Oxitocina: la hormona del amor la calma y la sanación” Ediciones Obelisco año 2009. La autora realiza su trabajo de investigación en el famoso Instituto Karolinska de Estocolmo, y además es profesora de fisiología e la Universidad Sueca de Ciencias Agrícolas de Upsala.

1 comentario:

sara garcia dijo...

hola que interesante el articulo!quisiera saber si puedo pedirle a mi doc que me recete el spray o comprimidos no se como sera,desde chica me humillaban en el colegio y la verdad es que me quede muy traumada, no pude hacer mi vida ya que me quede muy marcada, ademas de no tener dinero me pasaba todo esto y fue horrible mi niñez y ahora tengo 33 y mi vida es muy fea no confio en nadie y me da pena porque no vivi tengo fobias y toc, por favor necesito ayuda. si me pudiesen contestar se lo agradeceria por que se me va la vida y no la puedo disfrutar.gracias!